Oh La Laa Blanes

Reflexiones y Recuerdos | Capítulo 1 – Infancia

Reflexiones y recuerdos - capítulo uno - Eugenio Parera

La inconciencia es lo que me ha hecho llegar hasta aquí.

Muchas veces planeamos tanto las cosas que cuando llega el momento de dar el paso, de ponerte en movimiento, la magia del inicio se ha perdido, porque mentalmente te engañas y crees que ya has llegado a las metas que te habías propuesto, así que ya no obtienes el resultado inicial.

Recuerdo que desde niño he hecho las cosas de manera irreflexiva, cuando quería hacer algo, simplemente lo hacía sin pensar, me ponía en acción sin importar las consecuencias.

De hecho considero, observándolo con perspectiva, que mi entorno me percibía como un niño extraño que hacía cosas que no se correspondían con su edad.

 

Urgando en mis recuerdos

Mis recuerdos me emplazan en el momento en el que comencé a ir a una tienda pequeña del barrio, la típica tienda aislada a la que todo el mundo iba a comprar porque tenía de todo: desde frutos secos, a patatas, vino o chucherías. La regentaba una mujer con su hijo y era un verdadero caos. Estaba frente al instituto así que sus ventas eran constantes, pero eran tan arcaicos en la gestión que pese a tener una calculadora ésta estaba dentro de un plástico y hacían las cuentas a mano porque creían firmemente que la calculadora se equivocaba.

Era tal el desorden que los propios clientes se servían, pesaban y pagaban lo que querían y por supuesto esta nula visión de negocio hizo que las deudas de los clientes se acumulasen apuntadas en dos libretas que nunca desaparecían.

Este negocio a mí me tenía fascinado por la ubicación y entorno en el que se encontraba:  A pie de la carretera de Collserola, era el único punto de venta de la zona e incluso hacían comida para llevar. En mi mente imaginaba montar una vermuteria aunque en aquel momento pensar en emprender un negocio era inviable para mí: tenía tan sólo ocho años…

 

La semilla emprendedora

Una de tantas veces que me acerqué a la pequeña tienda vi la típica nevera de Pepsi para poner refrescos y la madre y el hijo discutían sobre devolverla al proveedor porque según ellos no tenían espacio. En ese mismo momento, pese a tener diez años lo vi claro: Les comenté que les ayudaría a colocar la nevera quitando una de las botas de vino que ya no usaban porque estaba rota, y nos pusimos manos a la obra: Les ayudé a reestructurar el local para que los clientes tuvieran bebidas frías y para evitar los pequeños hurtos que sufrían a diario por parte de los niños cambiando las cosas de sitio. 

Como recompensa recibí una caracola de chocolate con la que me sentí más que bien pagado y esto me hizo reflexionar sobre el hecho que muchos jóvenes buscan dinero antes de aprender, y lo lógico sería aprender antes de buscar dinero.

Mi propia inercia vital me avisa con señales de cuando es el momento de cerrar una etapa para emprender otra. Es algo innato que no controlo yo puesto que debo hacer caso a este impulso para poder ser feliz, si me contradigo, no puedo vibrar con alegría.

 

Observando mi entorno

Así pues, cerré la etapa de la tienda para emprender una nueva: 

Por un lado, los viernes normalmente iba al mercado a ayudar a mi madre con la compra y por otro, dos fines de semana al mes nos juntábamos toda la familia en casa de mis abuelos.

Estos dos aspectos de mi vida infantil sin conexión aparente me sirvieron para idear una nueva “aventura empresarial”:

Me di cuenta que todos los puestos del mercado en el que se vendían plantas eran iguales, tenían los mismos productos, ofrecían las mismas flores y no se diferenciaban en nada unos de otros. Una de las veces que acompañé a mi madre entablé conversación con un señor que vendía plantas y le comenté que si yo le traía plantas distintas a las que él ofrecía en aquel momento, consideraría ponerlas a la venta. Él aceptó y me prometió que si conseguía darles salida me recompensaría con algo de dinero.

En las visitas a mis abuelos veía el jardín de un vecino repleto de plantas y flores muy distintas a cualquiera que yo hubiera visto antes: Orejas de elefante, geranios de olor, uñas de gato…

Así que hablé con él y le pedí algunos brotes para poder plantar en mi casa. Él accedió y para mi sorpresa me dio una bolsa enorme que superó mis expectativas.

En aquel entonces, en la terraza de la casa en la que vivía con mis padres tenía mucho espacio y empecé a cultivar las plantas exóticas a partir de los brotes del vecino de mis abuelos.

 

Primeras lecciones sobre perseverancia

Tuvo que pasar un año y medio para tener unas buenas macetas, presentables y bonitas para volver al puesto callejero del señor que accedió a venderlas conmigo meses atrás y llegamos a un acuerdo: Los viernes yo llevaría las plantas  y ese mismo día, si no se vendían, las tendría que recoger.

En aquel entonces, a mis trece años, iba a las ocho de la mañana a dejar las macetas y sobre la una y media las recogía en el caso de no haberse vendido. Estuve haciendo esto hasta que vendimos todas las plantas.

Eran pruebas autoimpuestas que marcaban un camino sin un afán de seguir una trayectoria concreta, con ello aprendí que la paciencia y la perseverancia son valores esenciales en la vida y en los negocios.

 

Únete a nuestra newsletter para estar al día de notícias y promos.

De conformitat amb el que disposa el Reglament (UE) 2016/679 de el Parlament Europeu i de Consell, de 27 d’abril de 2016, relatiu a la protecció de les persones físiques, vull confirmar-li que aquests seran tractats segons art. 5 de manera lícita, lleial i transparent.Per la present us informem que:   DRET D’INFORMACIÓ RESPONSABLE:  (OHLALAA) EUGENIO PARERA OLIVE , 46972349R , C/ Esplanada del Port, 17 17300,BLANES,  666779418, welcome@oh-lalaa.com  

–FINALITAT: Gestionar base de dades de clients amb la  finalitat d’enviar novetats , productes , promocions, noticies sobre la nostra empresa , d’acord amb les seves àrees d’interès, i dins el nostre objecte social. Gestionar grups per correu electrònic o whatsApps.

LEGITIMACIÓ: Consentiment, relació contractual, interès legítim.

BASE LEGAL: Reglament (UE) 2016/679 de el Parlament Europeu i de Consell, de 27 d’abril de 2016, Llei Orgànica 3/2018, de 5 de desembre, de Protecció de Dades Personals i garantia dels drets digitals, Llei 34 / 2002, de 11 de juliol, de serveis de la societat de la informació i de comerç electrònic. Llei Orgànica 1/1982, de 5 de maig, sobre protecció civil de el dret a l’honor, a la intimitat personal i familiar i a la pròpia imatge.

CESSIÓ DE DADES: No es cediran les dades amb altres finalitats, excepte per imperatiu legal.

DURADA: El legalment prescrit en les diferents normatives sinó durant cinc anys des de l’últim contacte.

NFORMACIÓ ADDICIONAL: Vostè en tot moment podrà demanar informació addicional sobre les seves dades personals ( «segona capa»), en la mateixa adreça electrònica que li facilitem per poder exercir els seus drets.

DRETS: Vostè podrà exercir els drets ARCO d’accés, rectificació, cancel·lació i / o oposició, així com el dret al bloqueig i portabilitat. pot vostè dirigir-se a la nostra adreça de correu: welcome@oh-lalaa.com  ; o bé, a la nostra adreça postal dirigint-se a el responsable del Tractament de la nostra empresa.

INFORMACIÓ: En compliment de la normativa vigent en de Serveis de la Societat de la Informació i Comerç Electrònic, i la Protecció de Dades de Caràcter Personal, l’informem que pot revocar en qualsevol moment, de forma senzilla i gratuïta, el consentiment per a la recepció dels missatges promocionals, en compliment de la Reglament UE del Parlament i el Consell 679/2016 i LSSI 34 / 2002.Para això cal: (Descriure direcció, Telf.)    En cas que cregui que no han estat ateses les seves peticions, es pot adreçar a l’autoritat de control Agència Espanyola de Protecció www.aepd.es Mitjançant el present escrit, el que subscriu manifesta que el que s’ha autoritzat no li ataca a la seva fama, prestigi i no atempta contra la seva dignitat i honor, per tant, no hi ha intromissió il·legítima en l’àmbit del seu dret de la intimitat i renuncia  expressament a qualsevol tipus de rescabalament, indemnització o un altre tipus de mecanisme reparador dels drets morals.

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Artículos relacionados

Deja un comentario

Abrir chat
Pide comida para llevar aquí
🍴 Pide Comida para llevar, ahora te le llevamos a casa SIN COSTE